Noticias

Filomena vuelve a casa en Guatemala

Por Alfredo Avalos

Foto: Twitter: @faridajhabvala

Luego de meses separada de su padre deportado a Guatemala mientras que ella permanecía en un albergue en Nueva York en donde lloraba todo el tiempo y vomitaba debido al estrés que le provocaba la ausencia de su familia, Filomena, una niña de 5 años ha vuelto a casa.

El dramático caso de Filomena, una niña guatemalteca de apenas 5 años de edad es una más de las historias de dolor que viven cientos de familias separadas por la política inmigración “Cero Tolerancia” de la Administración Trump, que, si bien ha quedado sin efecto, la ineptitud del gobierno federal continúa provocando la incertidumbre en padres que aún no consiguen recuperar a sus hijos.

Fueron meses de llanto y estrés para la pequeña Filomena en un albergue de Nueva York, mientras sus padres luchaban desde Guatemala para recuperarla.

Desde que fue separada de su padre por agentes de la patrulla fronteriza el 16 de mayo, Filomena no hizo más que llorar, de acuerdo con la abogada de la familia que los representó para que el gobierno federal la regresara con los suyos a Guatemala.

De acuerdo con KQED, Nazario, su padre, quien fue deportado a Guatemala trató desesperadamente de recuperar a su hija, con quien no podía ni hablar teléfono pues la niña no dejaba de sollozar, y era imposible entenderla. Filomena se encontraba bajo tal grado de estrés que vomitaba constantemente, dijo Erika Pinheiro abogada de inmigración que representó a la familia.

Padre e hija fueron separados en una estación de la Patrulla Fronteriza en California en mayo, y bajo la política “Cero Tolerancia” a Nazario se le acusó de entrada ilegal al país, y en poco más de un mes, el 20 de junio, fue deportado a Guatemala, mientras que Filomena fue enviada a un refugio para menores en Nueva York.

Hace unos días KQED reportaba que Filomena era uno de los más de 431 niños que permanecen en custodia del gobierno de Estados Unidos y cuyos padres fueron deportados del país, de acuerdo con documentos de la corte.

Para los padres de Filomena, campesinos guatemaltecos, fue una odisea navegar el sistema legal y burocrático de Estados Unidos para poder recuperar a su hija, más aún cuando se encontraban a miles y miles de kilómetros de ella en una comunidad rural en las montañas de Centroamérica.

El viaje y la separación

Amenazados por las pandillas en Guatemala, Nazario y su hija salieron huyendo del país, cruzaron el inmenso territorio de México, llegaron a la frontera con Estados Unidos y solicitaron asilo, pero luego de dos semanas encerrado y sin saber de su hija, Nazario renunció la petición de asilo, porque afirma que le dijeron que era la forma más rápida de recuperar a Filomena, pero en lugar fue puesto en un avión y deportado a Guatemala sin su hija.

A más de tres meses de haber sido deportado, Nazario con la representación de un abogado pro-bono y junto con el consulado guatemalteco localizaron a Filomena en un albergue de Nueva York. El padre presentó los documentos que el gobierno requirió para devolverle a su hija, aun así, la espera parecía interminable para la familia, especialmente para la traumatizada Filomena.

Uno de los argumentos del Gobierno Federal para justificar que no ha cumplido con la orden de una corte federal de San Diego de reunificar a todos los menores con sus padres, es el hecho de que una vez deportados, ICE pierde el rastro de estos individuos. Pero no es el caso del padre de Filomena quien dos semanas después de ser aprendido renunció incluso a su petición de asilo con tal de recuperar a su hija. Y desde su remota comunidad tuvo que luchar para que finalmente se la devolvieran.

Según Erika Pinheiro, el proceso en el caso de la niña Filomena debería ser directo, y no comprende porque se estaban tardando tanto en regresarla a su familia.

“Definitivamente me temo que habrá padres que han sido deportados que nunca volverán a ver a sus hijos”.

Afortunadamente, no es el caso de Filomena, quien el 7 de agosto finalmente volvió a abrazar a sus padres en un refugio del gobierno guatemalteco en la capital del país centroamericano, a donde arribó en un vuelo comercial junto con otros niños deportados.

0 comments on “Filomena vuelve a casa en Guatemala

Leave a Reply

%d bloggers like this: