Noticias

Les prometieron ciudadanía ahora podrían ser deportables

Por Alfredo Ávalos

Cientos de reclutas enlistados para servir en las fuerzas armadas de Estados Unidos verán sus planes de obtener beneficios migratorios frustrados y quedarán expuestos a la deportación, según un memorándum del Departamento de Defensa de Estados Unidos obtenido por The Washington Post.

De acuerdo con el memo preparado para el Secretario de Defensa Jim Mattis por personal de inteligencia del Pentágono, existen potenciales amenazas para la seguridad nacional derivadas de inmigrantes reclutados por el programa, diseñado para otorgar un camino rápido a la ciudadanía a aquellos extranjeros que se enrolan para cubrir necesidades urgentes de las fuerzas armadas en los campos de medicina e idiomas.

Adicionalmente más de 4 mil soldados, la mayoría de ellos ciudadanos naturalizados, podrían enfrentar un mayor escrutinio, aunque el Pentágono también expresó preocupación sobre cómo sacarle la vuelta a las restricciones legales que enfrentaría el monitoreo constante de ciudadanos, sin motivo (otro que su origen extranjero) de acuerdo al memorándum.

El programa iniciado en el 2009, sirvió para llenar posiciones en áreas médicas y de idiomas como ruso, mandarín, chino y pashto, funciones consideradas como vitales por el Pentágono, pero que no podían ser llenadas con personal de ejército nacido en Estados Unidos.

Pero una revisión del programa realizada en 2017 detectó posibles amenazas a la seguridad de la nación, de ahí que se recomendara su cancelación.

Margaret Stock, una oficial retirada que participó en la implementación del programa llamó a la decisión de cancelarlo, un rompimiento de mala fe del contrato.

“Es terrible, confiaron en el ejército, quienes retardaron el proceso, y ahora al cancelar el contrato de servicios, los deportarán” dijo Stock.

0 comments on “Les prometieron ciudadanía ahora podrían ser deportables

Leave a Reply

%d bloggers like this: