Editorial

Rostros de DACA: Rossy Evelin Lima Padilla

Por Alfredo Avalos  | San Antonio Texas.

A punto de obtener un doctorado en lingüística por la Universidad de Houston, autora de 8 libros y merecedora de múltiples reconocimientos, la Dreamer, Rossy Evelin Lima Padilla, es el rostro de DACA

De México recuerda la playa, a su abuelo a sus primos y en especial a su prima Iris, el sabor del coco y el zapote. De su llegada a Estados Unidos cuando tenía solamente 13 años Rossy Evelin Lima Padilla, recuerda el miedo, la oscuridad,  la incertidumbre de no ver más allá de la nariz y sentirse sola en un país extraño.

Llegó a la población fronteriza de Álamo, Texas, con su familia, pero sin conocer a nadie más. Luego al ingresar a la escuela, PSJA Memorial Highs School, a una clase en donde solo de hablaba inglés la obligó a dejar las penas a un lado y concentrarse para aprender una lengua que no entendía pero que estaba determinada a descifrar. A pesar de que más del 90% de la población de Álamo Texas es de origen hispano, Rossy llegó a pensar que nadie más hablaba español.

“Fue muy difícil aprender el idioma y superar el miedo que sentía de que los demás supieran que era indocumentada. Mi casa se convirtió en mi refugio”.

Hoy en día, Lima Padilla trabaja arduamente en la disertación con la que aspira a obtener un Doctorado en Lingüística por la Universidad de Houston. “Llegar a Estados Unidos fue una pesadilla que se convirtió en la enseñanza más importante de mi vida: tienes que estar dispuesta a todo para poder tener un futuro”, reflexiona.

Pero llegar a este momento de aspirante a su doctorado habría sido más difícil aun sin la decisión de la Administración Obama en 2012 de autorizar The Dream Act, (Deferred Action for Childhood Arrivals). Si bien Lima Padilla estudiaba la universidad con mucho esfuerzo y con sus propios recursos, todo estaba en el aire, su carrera y su futuro.

“Antes de DACA, no solamente sentía que era invisible, sino que era una persona que no importaba en este sistema. Una pieza extra, un sobrante. Ser indocumentada significó para mí tener miedo (hasta) de enfermarme por no poder ir al hospital por temor a que me deportaran, fue vivir sintiendo que no podría hacer nada si me separaban de mi familia”

Cuando Lima Padilla obtuvo DACA en 2012 se abrieron las puertas de la vida profesional, gracias a que era una alumna destacada pronto consiguió trabajo enseñando clases en la universidad. Y eso fue solo el principio.

Desde entonces Rossy Lima se ha convertido en una incansable promotora cultural en el Valle de Texas en donde ha creado junto con otros entusiastas artistas un Festival Internacional de Poesía, Feipol, que reúne a lo más granado de las letras latinoamericanas y que va por su segunda edición a principios de octubre,  fundó la editorial Jade bilingüe y su propio negocio de traducción.

A la par, es autora de 3 libros de poesía publicados y reseñados lo mismo en Italia que en Reino Unido y México, ha participado en importantes antologías literarias y ha ganado varios reconocimientos por su trabajo como el Premio de Gabriela Mistral por la Sociedad Nacional Honorífica Hispánica, el International Latino Book Awards y el Premio Orgullo Fronterizo Mexicano por el Instituto de Mexicanos en el Exterior.

“DACA me empoderó para poder seguir haciendo las cosas que amo, como promover la cultura y la literatura”.

Y aunque la decisión de la Administración Trump de terminar el programa que protege de la deportación a los jóvenes soñadores ha caído como balde de agua fría, Lima Padilla no se intima. Si tuviera la oportunidad de hablar dos minutos con el presidente, le diría que terminar con DACA es un error. “Le diría que somos la mejor inversión que puede hacer por este país, que somos aliados para el bienestar de incontables comunidades, y que el haber vivido en las sombras por tantos años nos hizo independientes y autosuficientes”.

Rossy Evelin Lima Padilla es uno de los 800 mil beneficiarios de DACA a los que Estados Unidos ha visto crecer y desarrollarse, se han convertido en hombres y mujeres capaces de lograr lo imposible. “Somos un gigante compuesto por 800,000 corazones dispuestos a luchar por nuestro derecho a amar este país. Estamos aquí para quedarnos.”

2 comments on “Rostros de DACA: Rossy Evelin Lima Padilla

  1. El rostro de Rossy, al igual que el de los soñadores, está marcado por el éxito de su lucha contra la desigualdad. ¡Gracias por promover la otra cara de la moneda!

    • Kenny Montgomery

      Mi querida amiga Rossy es como un ave que vuela desafiando todas las fronteras! Sigue volando, nada ni nadie puede cortar esas alas de libertad que te hacen ser una ciudadana universal! Continúa volando, continúa soñando, continúa inspirando!

Leave a Reply

%d bloggers like this: